close
Menu
German technology
Humic Substances Based Products
Humintech GmbH
Am Pösenberg 9-13
D-41517 Grevenbroich

Telefon: +49 2181 70 676 - 0
Fax: +49 2181 70 676 - 22
E-Mail senden

Por qué necesitamos montañas para sobrevivir

¿A quién le importan las montañas?

Los habitantes convencidos de las tierras bajas y los amantes del mar rara vez estarán de acuerdo en que las montañas son importantes para sus vidas. Las pendientes empinadas de las montañas son obstáculos de tráfico que sólo se pueden utilizar como base para esquiar. Pueden seguir siendo muy útiles como fondos de tarjetas postales. ¿Pero aparte de eso? Después de todo, la gran mayoría de la población vive en llanuras y tierras bajas, que constituyen las tres cuartas partes de la masa terrestre mundial. El hecho de que las Naciones Unidas designaran una vez el 11 de diciembre como Día Internacional de Acción de las Montañas fue sin duda uno de esos actos simbólicos que nadie notaría de todos modos.

¡En absoluto! En este punto es el momento de una contradicción definitiva. Las alturas brillantes son mucho más importantes de lo que nuestros contemporáneos lejos de las montañas son conscientes. Las montañas tienen propiedades y funciones que no sólo hacen que el planeta Tierra parezca más diverso, sino que también hacen la vida en él mucho más fácil.

Roca, viento y agua - las montañas como alquimistas

¿Cómo lo hacen? Como en una cocina de brujas, donde unos pocos ingredientes sencillos como la roca, el viento y el agua crean una mezcla increíblemente rica de zonas climáticas, ecosistemas y hábitats en un espacio muy pequeño.

Un ingrediente especial es la posición geográfica de las montañas. Junto con su altura, determina si el agua cae en forma de lluvia o de nieve. El principio es el mismo en todas partes: las montañas obstruyen las masas de aire actuando como "captadores de nubes". Las masas de aire relativamente calientes de baja altura se acumulan, se elevan hacia arriba y finalmente caen cuando hay suficiente humedad. O la nieve viene de las nubes, que pueden acumularse para formar glaciares, capaces de formar gigantescas reservas de agua potable durante miles de años.

Del macizo al polvo mineral: las montañas como donantes de fertilidad 

Las masas de aire y las nubes también son parte de la erosión del viento y el clima que procesa la roca en las cimas de las montañas y la descompone en pedazos cada vez más pequeños, hasta llegar al polvo mineral, que finalmente es arrastrado por la corriente glacial. En forma de sedimento, proporciona suelos fértiles a bajas altitudes. La congelación y los cambios extremos de temperatura también contribuyen a la erosión y a la erosión constante de la roca masiva. Algunas montañas están en un equilibrio de crecimiento geológico interno y decadencia externa. Las montañas más altas, como el Himalaya, son tan altas porque el impulso de crecimiento predomina en el período actual. En muchas de las cordilleras bajas de hoy en día, por otro lado, el impulso de la erosión se impuso hace mucho tiempo.

Lavadoras atmosféricas - el poder limpiador de las montañas

No importa si crecen o se desmoronan, las montañas a lo largo de su vida actúan como gigantescas lavadoras que, gracias a los ciclos dinámicos descritos anteriormente, limpian literalmente el aire, el agua y el suelo. Incluso en los Alpes, que están rodeados de una densa población, el agua es cristalina en muchos lugares, el aire es puro y el suelo hace que las hierbas proliferen. El suelo es, entre otras cosas, un producto de los bosques, que se forman en las montañas debido a la humedad acumulada, incluso cuando la estepa estéril o el desierto dominan en todas las direcciones. Si las capas de suelo son removidas por el agua de nuevo, más sedimentos y nutrientes llegan a las tierras bajas. En pocas palabras: cuando una cordillera está cerca, la probabilidad de desiertos hostiles disminuye, mientras que la probabilidad de suelos fértiles y ricos en humus aumenta.

Biodiversidad gracias a los microclimas

Y eso no es todo: las montañas también forman enormes paredes protectoras, donde se pueden desarrollar microclimas cálidos y de gran biodiversidad en sus laderas frente al ecuador y en sus lados frente a las inclemencias del tiempo. En el lado sur de los Alpes, por ejemplo, encontramos valles de aspecto mediterráneo, casi subtropicales, a pocos kilómetros de los valles fríos y templados de la cara norte ecuatorial y climática. Estos contrastes no sólo crean una enorme diversidad de naturaleza, sino también de cultura y estilos de vida de las personas que se instalan aquí.

Las montañas determinan los cimientos de nuestras vidas

La lista de tesoros producidos por el mundo alpino podría continuar. Pero esta breve visión debería bastar para demostrar que las montañas y las cadenas montañosas tienen mucho más que un valor simbólico. Por muy lejos que parezcan, la fertilidad de nuestras zonas cultivadas se debe, entre otras cosas, a un medio ambiente montañoso sano y a los efectos de las montañas en los ciclos naturales de la materia.

COMENTARIOS

Sin comentarios

ESCRIBIR COMENTARIO

Nombre *

* Estos campos son obligatorios

HUMINTECH GmbH

Humintech es una empresa de alta tecnología, situada en Grevenbroich, enfocada a la investigación, desarrollo y producción de sustancias húmicas y ácidos húmicos para la agricultura, la ganadería, la industria farmaceútica y el medio ambiente. 

Contáctenos

Humintech GmbH

Am Pösenberg 9-13
41517 Grevenbroich / Deutschland 

Telf: +49 2181 70 676 - 0
Fax: +49 2181 70 676 - 22
E-mail