DEFINICIÒN, GÈNESIS Y BENEFICIOS 

Que son los ácidos húmicos y sus fuentes?

1. Las sustancias húmicas surgen del proceso de humificación química y biológica de materia orgánica de origen animal y vegetal a través de la actividad biológica demicroorganismos (fig. 1.1). El centro biológico, es decir la fracción principal de la materia orgánica, la constituyen las sustancias húmicas, las cuales contienen ácidos húmicos y fúlvicos (fig. 1.2, 1.3 y 1.5). Los ácidos húmicos abastecen a las plantas y al suelo, de una manera orgánica, con nutrientes esenciales, vitaminas y microelementos. Son moléculas complejas que se encuentran de una forma natural en el suelo, en la turba, en oceános y en aguas dulces. La mejor fuente de ácidos húmicos son las capas sedimentarias de lignito blando, a las cuales se le describe también como Leonardita. Aquí se encuentran los ácidos húmicos en altas concentraciones. La Leonardita es materia orgánica, la cual no ha evolucionado hasta el estado de carbón y se diferencia del lignito blando por su alto grado de oxidación, y un alto contenido de grupos funcionales como el gupo carboxilo.

Comparado con otras enmiendas orgánicas, la Leonardita es muy rica en ácidos húmicos. Mientras que la Leonardita es el producto final del proceso de humificación, que dura 70 millones de años, la formación de la turba al contrario se completa a través de pocos millones de años. La diferencia entre la Leonardita y otras fuentes de ácidos húmicos es su extrema bioactividad debido a su estructura molecular. Su actividad biológica es 5 veces mayor a la de las sustancias húmicas comunes. Es decir, un kilogramo de Leonardita corresponde a aproximadamente 5 kilogramos de otra fuente de ácidos húmicos. Respecto al contenido de ácidos húmicos, un litro de Liqhumus (formulación líquida, fig. 1.6), es equivalente a 7 u 8 toneladas de estiércol. Similarmente, un kilogramo  de Powhumus (formulación granulada, fig. 1.4) es equivalente a 30 toneladas de estiércol.

La Leonardita no es un fertilizante, mas bien actúa como un mejorador de suelos y un bioestimulante. A comparación de otros productos de origen orgánico, la Leonardita promueve el crecimiento de la planta (producción de biomasa) y la fertilidad del suelo. Otra ventaja se basa en su efecto persistente, ya que no se degrada tan rápido como el estiércol, la turba o la composta.  En esos productos la materia orgánica se minaraliza rápidamente sin que se lleve a cabo la formación de humus estable. Nuestros productos a base de Leonardita mejoran la estructura del suelo hasta un periodo de 5 años.

1.1
1.2
1.3
1.4
1.5
1.6


2. Que Beneficios tienen los ácidos húmicos?

Tanto el monocultivo intensivo como la aplicación elevada de fertilizantes minerales desde inicios del siglo 20, han ido disminuyendo continuamente el contenido de materia orgánica del suelo, llevando a la agricultura a un callejón sin salida. Como consecuancia de ello, han surgido múltiples problemas en el suelo como lo es la salinización y calcificación, la destrucción de los microrganismos benéficos, la propagación de enfermedades, el incremento de la erosión e incluso la acumulación de residuos tóxicos derivados p. ej.  de la aplicación de herbicidas. Todo esto, en resumen, ha llevado a una disminución de la fertilidad del suelo.

Actuales estudios científicos muestran que la fertilidad del suelo se determina mediante el contenido de ácidos húmicos. Su alta capacidad de intercambio catiónico (CIC), su alto contenido de carbono así como su alta capacidad de retener agua, son las razones por las cuales los ácidos húmicos mejoran la fertilidad del suelo y por consiguiente el crecimiento de los cultivos.  La característica más importante de los ácidos húmicos se basa en su habilidad de retener cationes y de liberalos lenta y continuamente cuando las plantas los requieren (fig. 2.1)

Aprovechamiento óptimo de nutrientes

COMPLEJO ARCILLO-HÙMICO
LEY DE LIEBIG

fig. 2.1: Mayor almacenamiento de nutrientes por la acción de los ácidos húmicos 


fig. 2.2: Puente de calcio entre arcilla y humus

fig. 2.3: El crecimiento es controlado por el recurso más escaso


Beneficios sobre los diferentes tipos de suelos

SUELOS LIGEROS Y ARENOSOS

En suelos arenosos, escasos en materia orgánica, los ácidos húmicos envuelven las partículas de arena, incrementando así la capacidad de intercambio catiónico (CIC) y con esto la capacidad de retener nutrientes y agua. Esto evita la lixiviación de nutrientes, sobre todo del nitrato, ya que es retenido junto con el agua, quedando disponible para las plantas (fig.: 2.4 y 2.5; Foto 1).

fig. 2.4: Suelos arenosos
no pueden retener las
sustancias nutritivas

fig. 2.5: Efecto de la capacidad del intercambio catiónico sobre suelos arenosos

Foto 1: Suelos arenosos sin sustancia húmica

 

 

SUELOS ARCILLOSOS COMPACTADOS

Los ácidos húmicos mejoran la estructura y por lo tanto la porosidad de los suelos compactados. De esta manera se facilita la aireación, el movimiento de agua y nuetrientes así como el desarrollo radicular de los cultivos (fig.2.6 y 2.7; Foto 2)

fig. 2.6: Suelo con estructura compacta, poco penetrable 

fig. 2.7: Los ácidos húmicos airean suelos compactos

Foto 2: Suelos arcillosos compactados sin sustancias húmicas

SUELOS SALINOS

Las sales se disocian por la alta capacidad de intercambio catiónico (CIC) de los ácidos húmicos. Así los cationes (p.ej. Ca2+ y Mg2+) son quelatados y los aniones se lixivian, lo que permite reducir la presión osmótica (fig. 2.8, 2.9 y 2.10; Foto 3)

fig. 2.8: Disociación de sales

fig. 2.9: Aguas subterráneas salinas 

fig. 2.10: Los ácicos húmicos reducen el efecto de la salinidad

Foto 3: Suelos altamente salinos

SUELOS ÁCIDOS

EL alto poder tampón de los los ácidos húmicos permite neutralizar los suelos ácidos. Así los efectos negativos causados por la acidez sobre el desarrollo radicular y el desarrollo del cultivo se reducen. Elementos nocivos, particularmente el aluminio, y otros metales pesados presentes en exceso son fijados e inmovilizados. Además se logra liberar el fosfato retenido por la acción del aluminio (fig. 2.11 y 2.12). 


SUELOS ALCALINOS

En suelos con pH elevado, el fósforo como la mayoría de microelementos (p.ej. Fe, Mn, Zn) no se encuentran en una forma disponible para las plantas. Los ácidos húmicos amortiguan el alto pH y dejan, mediante la formación de complejos, estos microelementos disponibles para las plantas. El fosfato retenido por la acción del calcio se libera, y queda así mismo diponible para las plantas
(fig. 2.11 y 2.12).

fig. 2.11: Esquema comparativo de suelos arenosos, suelos arcillosos y suelos ricos en humus

fig. 2.12: Optimización de la absorción de nutrientes

 

 

SUELOS SOMETIDOS A LA EROSIÓN

La adición de ácidos húmicos acumula materia orgánica en la capa superior del suelo. La erosión disminuye efectivamente por medio de la fomación de un complejo arcillo-húmico estbale (fig. 2.7) y un aumento considerable de la formación de raices.

SUELOS SECOS

Aplicar ácidos húmicos aumenta la capacidad de retención de agua. Así, las plantas absorben el agua también en periodos de sequía. Esto permite evitar el estrés por sequía que sufren las plantas. 

SUELOS CONTAMINADOS CON PESTICIDAS

Los ácidos húmicos aumentan la efectividad de los insecticidas, fungicidas y herbicidas e inmovilizan sus residuos nocivos. 

Beneficios sobre las plantas

  • Aumentan la tasa de germinación y el desarrollo de las semillas.
  • Promueven el desarrrollo radicular, sobre todo en dirrección vertical, lo que posibilita una mejor toma de nutrientes.
  • Impulsan la formación de aminoácidos, clorofila y la tasa fotosintética para la formación de azúcares. 
  • Engrosan las paredes celulares de los frutos y prolongan así su tiempo de conservación.
  • Aumentan la resitencia de las plantas contra estrés biótico y abiótico.
  • Estimulan el crecimiento de la planta (más producción de biomassa) a través de la acelaración de la division celular.
  • En resumen: Incrementan el rendimiento y la calidad de las cosechas.


3. 
Beneficios ecológicos:

Existen muchos beneficios ecológicos, los cuales representan soluciones efectivas y rentables para la preservación del medio ambiente.

En primer lugar, un suelo con un elevado contenido de ácidos húmicos garantiza una baja lixiviación de nitrato, lo que previene la contaminación de aguas subterráneas (fig. 3.1) Muy frecuentemente sucede que los agricultores aplican una cantidad de fertilizantes que supera la necesidad del cultivo. Esto lleva a una acumulación de nitrato en el suelo, el cual se lixivia en profundidad, arrastrado por el agua de lluvia o de riego y contamina el agua subterránea.  Una planta de purificación, la cual debe reducir agua contaminada a un nivel más bajo de 5 mg de NO3- —N /Litro, representa un alto costo.

Importante: En lugar de curar los síntomas (contaminación de aguas), se debe combatir las causas profundas (lixiviación de nitrato).

En segundo lugar, los ácidos húmicos reducen el problema de la salinidad, causado por la aplicación de fertilizantes minerales. Por ejemplo, un exceso en la aplicación de fertilizantes puede causar quemaduras o daños en el sistema radicular, lo cual se puede prevenir mediante la aplicación de ácidos húmicos.

En tercer lugar, los acidos húmicos son un método eficaz para prevenir la erosión. Esto se logra mediante su habilidad de unirse a los coloides del suelo y por un aumento del anclaje del sistema radicular.  Los productos a base de Leonardita y humatos están certificados para uso en agricultura orgánica , por organizaciones e instituciones muy renombradas a nivel mundial.

fig. 3.1: Reducción de la lixiviación de nitrato


4. Beneficios económicos:

Los ácidos húmicos quelatan micronutrientes en el suelo, sobre todo hierro, y los hacen disponibles para las plantas.  De esta manera se optimiza el suministro de nutrientes para las plantas. El incremento en el rendimiento de los cultivos alcanza hasta un 70 %, acompañado de una reducción del 30 % en el uso de fertilizantes. Además, la capacidad de retención de agua incrementa, lo que se manifesta en un ahorro sustancial del riego.  

Los mejores resultados desde un pusto de vista económico se pueden obtener en suelos arenosos con escacez de humus. 

Suelos, donde existe un alto grado de mineralización de materia orgánica, deben ser suministrados con materia húmica estable, lo que es indispensable para mentener y mejorar la fertilidad.  

Humintech® ofrece un amplio portafolio de productos, los cuales satisfacen las necesidades que tienen los diferentes tipos de suelos y cultivos (fig. 4.1.)

El resultado de suelos tratados con los productos de Humintech® se manifiesta en un incremento del rendimiento cualitativo y cuantitativo de los cultivos, con una reducción en los costos de producción.  Nuestra gama de productos ha sido diseñada para satisfacer las demandas de un una comunidad sana.

fig. 4.1